Cupping

hace como es debido, puede llegar a ser mucho más efectivo que una gran variedad de cremas y tratamientos para el rostro. Se puede hacer en un lugar especializado, aunque muchas personas lo hacen en casa. Lo importante es tener los vasitos de cristal especiales para el procedimiento.

Primero la piel se hace una facial maderoterpaia por completo. Después, se aplican aceites esenciales naturales especial de nuestra linia Angie Line Spa. Se hace un masaje en la cara y el cuello y entonces empieza el procedimiento. Se recomienda hacer el facial cupping de una a dos veces por semana para notar mejores resultados. Lo ideal es tener de seis a doce sesiones en total.

El facial cupping a través de la succión que se produce con los vasitos de cristal, se drenan los fluidos de las glándulas linfáticas para reducir la hinchazón en la piel. Esto significa que la circulación de la piel mejora cuando se drenan estos fluidos. El resultado es la oxigenación de los tejidos y la eliminación de toxinas. La misma succión ayuda a nutrir la piel y a generar una apariencia de una piel más joven. Cuando se levantan los vasitos, la succión ayuda a reducir las arrugas, líneas de expresión y hasta marcas de acné. Además de tener beneficios de belleza, el facial cupping también tiene beneficios terapéuticos pues ayuda a pacientes con problemas de tensión, sinusitis, migrañas, parálisis facial y dolor de oído.